Search
Close this search box.

El templo romano que se desmontó piedra a piedra para construir un embalse

Desde el Templo de los Mármoles, en el término municipal de Bohonal de Ibor, un pueblo de menos de quinientos habitantes de Cáceres, es tentador imaginar la historia. Ahí abajo, en una hondonada del río Tajo que hoy cubre el embalse de Valdecañas, estuvo la ciudad romana de Augustobriga y luego la población de Talavera la Vieja. Fue, según se cree, una ciudad celtibérica que se refundó en tiempos de Octavio Augusto, en el 33-34 a. C, época en la que se convirtió en punto de paso en la vía que iba desde Caesaraugusta (Zaragoza) hasta Asturica Augusta (Astorga).

En 1963, el embalse de Valdecañas anegó la hondonada y el pueblo de Talavera la Vieja. Y fue entonces cuando las ruinas de Augustobriga fueron trasladadas piedra a piedra y colocadas en una pequeña elevación situada a 6,5 km en línea recta del lugar original, junto al actual puente del pantano de Valdecañas, en la Carretera Ex-118 de Navalmoral a Guadalupe (a 50 km de aquí).

Los viajeros se detienen en este lugar cuando ven desde la carretera el Templo de los Mármoles, de más de veinte metros de altura, seguramente construido en el siglo II en granito, aunque su nombre parezca indicar otra cosa (se dice que se le llama así porque, desde lejos, brillaba como si fuera mármol). Tiene 17,1 m de largo por 11,3 de ancho, y conserva cuatro columnas centrales y dos laterales, y el conjunto se asienta sobre un podio de bloques de granito.

El foro de la antigua Augustobriga era de planta rectangular, e incluía un complejo de templos de los que solo se conservan los restos de ‘los Mármoles’. A su lado también se colocaron tres fragmentos de columnas procedentes del Templo de la Cilla. Los dos edificios fueron declarados Monumento Histórico Artístico el 3 de junio de 1931, lo que obligó a la Compañía Hidroeléctrica Española, compañía constructora del embalse, a poner a salvo sus restos.

El historiador Antonio García y Bellido -con la colaboración del arquitecto del Patrimonio Artístico Nacional J. Menéndez Pidal- estuvo a cargo del proyecto de urgencia realizado entre 1956-1961 para el estudio y levantamiento de los planos de los templos y para las operaciones de desmonte, traslado y montaje de la columnata y el basamento de uno de los templos y las tres columnas conservadas del otro.

En Augustobriga parece que había un acueducto subterráneo, un depósito de agua, unas posibles termas y los restos de hornos de fundición. Una línea de muralla rodeaba el recinto de la ciudad. Algunos restos de la calzada romana que pasaba por aquí se pueden encontrar en las inmediaciones del Castillo de Alija, también situado junto al embalse, a unos 35 km por carretera.

El embalse construido hace sesenta años estaba hace unos días al 93,29 % de su capacidad (1.349 hm3 sobre 1.446 hm3). En cuanto a los habitantes de Talavera la Vieja fueron realojados en varios pueblos nuevos, en la comarca del Campo Arañuelo, a la que pertenece Bohonal de Ibor, una de las puertas de entrada al Geoparque Villuercas-Ibores-Jara.



Source link